12 may. 2015

LA BALADA DEL NORTE

El próximo martes día 19 de mayo a las 7 de la tarde Parpayuela Asociación Cultural en colaboración con la Librería la Pilarica de Mieres, presentan el libro: "LA Balada del Norte" (Astiberri, 2015) del autor asturiano Alfonso Zapico, Premio Nacional de Comic 2012, y en el que se narra la revolución de octubre de 1934.

El acto tendrá lugar en la propia librería La Pilarica en la calle Valeriano Miranda nº 5 de Mieres será presentado por Hilario Feito de Parpayuela Asociación Cultural y en el que intervendrán: Pedro Alberto Marcos, periodista y Alfonso Zapico, autor.


El autor regresa a su tierra natal [actualmente reside en Angulema, Francia] para evocar aquel levantamiento obrero. La lucha minera existe en Asturias casi desde que se empezaron a explotar los yacimientos de carbón de las cuencas como consecuencia de las penosas condiciones laborales y la pobreza de las comunidades. La revolución de octubre de 1934, planeada en la profundidad de los valles con la unión de socialistas, comunistas y anarquistas, se convirtió en el primer hito histórico del movimiento minero. Aún a día de hoy, en el ámbito político sigue suscitando opiniones encontradas entre la izquierda, que la encomia, y la derecha, que la criminaliza.

Por primera vez en su historia los mineros fueron capaces de liberarse del yugo al que estaban sometidos, por parte del gobierno, por parte de los militares y por parte de los patrones llegando incluso a hacerse con la capital de Asturias, Oviedo. Convirtiéndose en una gesta trágica y muy violenta que ha dejado recuerdos muy dramáticos en toda la región y en toda la sociedad. Pero tiene también esa parte que merece ser recordada de evento histórico en el cual, durante al menos dos semanas, aquellos hombres y mujeres se sintieron libres.

Su relato comienza en los previos al levantamiento, que sirve como telón de fondo de una historia de amor imposible: el del señorito Tristán y la sirvienta Isolina. “Esa es la ficción, es más novela clásica del XIX, muy increíble y que no tiene nada que ver con la realidad porque creo que algo así difícilmente hubiese podido pasar. Es un recurso narrativo para mezclar esos dos personajes que vienen de mundos diferentes, para que se conozcan y hablen”.

El proceso de documentación para contar la no-ficción del libro de la manera más fiel posible fue concienzudo. Zapico comenzó con este trabajo hace tres años y durante mucho tiempo estuvo leyendo, recopilando fotografías y hablando con la gente de los escenarios en los que había tenido lugar la historia: “Sigue habiendo mucha polémica con el tema: hay gente que te habla a favor, otra en contra... cada uno cuenta su propia versión como le interesa. Para mí lo más interesante son las pequeñas anécdotas. Hay personas y diálogos reales, los saqué de conversaciones con la gente de la cuenca, con mineros que vivieron siempre allí y que conocen bien ese mundo y esa forma de vida”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario